13-05-2021 11:16 hs.

#SommelierEnelAire: los complementos del vino

Bruno Zani habló en Todes Hablan

CATEGORIAS

  • Segmentos

Como todos los jueves, Bruno Zani, Sommelier en el Aire, nos trae las novedades del mundo del vino, en este caso hablamos sobre las tapas a rosca, los envases y demás.

Los corchos y la tapa a rosca es una de las grietas en el mundo del vino. Todo depende del vino que tengamos envasado. 

La tapa a rosca hay que desmitificarla. En Argentina nos gusta el ritual del descorche, pero la tendencia mundial va del lado de la rosca, pero siempre hablando de vinos jóvenes o de dos a tres años de conserva.

Los vinos de consumo diario son mejores para este tipo de cierre, ya que es más práctico y cumple con las funciones herméticas. 

Si se va a conservar el vino por más tiempo, es necesario el corcho natural o sintético para que la reserva sea la indicada.

El corcho natural de alcornoque es el tradicional. El problema es que el árbol de alcornoque no da su plantación para alimentar a la industria mundial del vino, por lo que se han buscado alternativas sintéticas. El natural se ha dejado para los de alta gama y los sintéticos para los demás.

Los sintéticos algunos son híbrido con aglomerado y otros que simplemente son sintéticos. El aglomerado es el mismo que se usa para las planchas para poner anotaciones y demás.

En mi caso creo que si es un vino de consumo diario hay que usar la tapa a rosca. Es más, los exportados jóvenes se hacen con rosca porque el mundo ya lo tiene incorporado.

El rechazo a la tapa a rosca es simplemente cultural en la Argentina. La gente es reticente a ella, pero las ventajas que tiene son realmente reales y no solo por la practicidad, si no también para la conserva del mismo.

Cuando el corcho es natural este con el paso del tiempo se va apretando con el paso del tiempo y es o ideal para la conserva ya que la función es esa, por eso cuesta tanto abrirlos.

Los envases son varios: el vino en lata es una modalidad que se va incorporando para incentivar un consumo etario más joven. También el vino en caja de cartón que viene de tres a cinco litros. La caja es simplemente contenedora y dentro el vino está envasado en una bolsa que va al vacío y no le  entra aire. Es una modalidad muy buena porque con esta se conserva hasta dos meses por el sistema de vacío.

Los tapones son otros de los elementos complementarios que se están perfeccionando cada vez más para lograr la conserva del vino, de manera más eficiente.

Esto tiene que ir acompañado del frio de la heladera para ralentizar el proceso de oxidación del vino.

EL RECOMENDADO

"Amauta", que es un vino salteño. "Siete vacas" que es un tinto, también viene con rosca. Ambos son muy buenas opciones.